Seguinos

Opinión

Si puedo ayudar…

Patricio Bonaventura

Publicado

el

Esta historia ya la viví.

Hace tiempo ya en el Supermotard Argentino empezaba mi casi 20 años de carrera fotográfica en el Motociclismo Argentino. Amigo de los pilotos, era costumbre pasearme el Sábado a la mañana a saludar y , mate por medio, charlar de cosas de motos.

Cierto día en una fecha de la categoría Supermotard Argentino en algún circuito que ya no me viene a la memoria, un piloto con el cuál tenia una gran amistad me contaba las peripecias que tuvo que hacer para poder participar de la carrera. El gran problema es el mismo de siempre, no llegar al presupuesto para poder participar, pero la frase que me quedó fue la siguiente: “no me pueden ayudar”… Lo mismo vi el otro día en las redes sociales, un piloto del CAM, fábrica de pilotos pedía “ayuda” para poder participar en una fecha del Certamen Argentino de Motociclismo, una de las categorías más populares del país.

Me pegó muy fuerte dicha palabra: “ayudar”. Sonó a que los pilotos van a pedir una limosna para desarrollar su pasión. Es claro que la mayoría de ellos se apoyan generalmente en parientes, amigos o gente fierrera que alguna vez corrió en alguna de las distintas categorías del deporte motor.

La realidad hoy es otra, ante la constante indiferencia de las empresas en apoyar al deporte de las dos ruedas, hay una oportunidad, una puerta que se abre en el Superbike Argentino y hay que saber aprovecharla. El advenimiento de una señal televisiva obliga a los pilotos a cambiar la forma de abordar su profesionalismo en pos de conseguir sponsors.

Aquella vez mi sugerencia para dicho piloto de Supermotard Argentino era que una vez terminada la fecha, era su obligación reclamarme, una forma educada de decir que no me dejara tranquilo, para que le diera una foto para que a su vez él se la entregue al diario local donde se viera bien claro las empresas que posibilitaron su participación en esa fecha. Así, esa empresa, local o institución hacia publicidad de su actividad a través de la foto de la moto en el periódico de su ciudad natal. Esto no era una ayuda, era un sponsoreo en todas sus letras.

Llevado esto a la actualidad, podríamos decir que, además de tener el beneficio de contar con un espacio televisivo donde las empresas puedan tener segundos de aire en un medio masivo de comunicación, existen las redes sociales, un espacio para explotar sin depender de si la moto sale enfocada por estar en los puestos de vanguardia. Las redes sociales exigen una inmediatez casi a la televisiva, los pilotos deben exigir la imagen a los profesionales de la fotografía así cuelgan la noticia en sus facebook, twitter, instagram etc. La foto al día siguiente no tiene el mismo efecto.

En definitiva, ya sea para aparecer en la televisión por cable o en las redes sociales, TODOS nos enfrentamos una nueva etapa en la difusión de nuestro querido deporte. Debemos adaptarnos a estos cambios inmediatamente, o veremos a este tren pasar sin subirnos a él.

Es mi humilde opinión y una pequeña ayuda para que esto progrese. ¿Les parece?

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

RINS: DE LA GENERACIÓN DESFACHATADA

Patricio Bonaventura

Publicado

el

ES MUCHO Y NO ES POCO

Ganarle por 0.462 a su ídolo VR#46 es mucho y no es poca cosa. De Valentino aprendió la ambición de vencer pero la determinación de ganar -el momento justo en carrera para dar el jaque mate en un mano a mano- es de su esencia, de AR#42. Alex Rins pertenece a esta nueva generación desfachatada de MotoGP, no necesita protocolo para triunfar.

MDM | MARIO DIEZ MOTOS | 2019

Continuar Leyendo

Opinión

LA OMNIPOTENCIA DE MÁRQUEZ, LA ETERNIDAD DE VALENTINO Y LA INTELIGENCIA DE RINS

Patricio Bonaventura

Publicado

el

GP DE ARGENTINA – Carrera Parte 1

Omnipotencia significa ‘poder ilimitado’. Vencer con 9.816 segundos es sin límites, producto de un ritmo de carrera inalcanzable. Eternidad es ser competitivo a los 40 años. Inteligencia es gestionar muy bien, moto y neumáticos, para ir de 16 en la grilla a 5to. en la bandera.

En este posteo hablemos de la Omnipotencia de Márquez. No siempre sucede así. Esta vez, Márquez y su Honda#93 (calzando la combinación Dura/Blanda Michelin) fueron una sola entidad en el GP de Argentina 2019 en el trazado de Termas de Río Hondo. Una dupla que funcionó a la perfección, casi con un toque de divinidad que se corresponde con la omnipotencia.

¿Dónde estuvo la diferencia esencial, para que en la línea de llegada, entre Qatar y Argentina -allá fue de 0.023 y aquí de casi 10 segundos, entre ganador y segundo-, hubiera este abismo? En el ritmo de carrera de MM#93. Nadie tuvo un ritmo de carrera competitivo y superlativo.

En los quince primeros giros, Márquez hizo todo en 1’39, medio a alto. De allí hasta la 25, fue en 1’40 bajo a medio, excepto en el giro 21 donde hizo 1’39.9, que obligó a Alberto Puig (Team Manager) a hacerle señas para que se estabilizara en el 1’40.

Ningún piloto hizo 1’39 en ningún giro. Ya al final de la primera vuelta MM#93 con un 1’41.3 le había hecho 1.049 a VR46 (estaba segundo) que giraba en 1’42.4, una diferencia que iría en aumento para llegar a los 10.551 con ‘Dovi’ en la 15. Nadie tuvo capacidad para seguir a Márquez y darle pelea. Marc al estilo de lo que hacía Wayne Rainey, o Mike Doohan, o en épocas más cercanas Lorenzo, se fue a disfrutar de su paseo en solitario.

Márquez fue supremo en Argentina: FP1, FP3, FP4, Q2 con la pole, Warm Up y Carrera, más la mejor vuelta rápida en carrera: 1’39.426 en el segundo giro. Consecuencia, primero en el torneo con 45 puntos, cuatro más que Dovi (41) segundo y catorce más que Valentino (31) tercero.

Foto: Pato Bonaventura

MDM | Mario Diez Motos | 2019

Continuar Leyendo

Copyright © 2019 promotonews.com - Todos los derechos reservados. Desarrollo E4