Seguinos

Fuera de Fabrica

Motos clásicas construidas en el presente

Damian Fanelli

Publicado

el

Santiago Rabino es uno de los propietarios de Jhos 1971, un taller dedicado a la restauración, modificación y reparación de motos clásicas y antiguas, especialmente fabricadas entre el año 1900 y 1988. También realizan reformas sobre motos nuevas, para llevarlas varias décadas atrás al mejor estilo Cafe Racer y Street Tracker.

¿Hace cuánto que te dedicás a esto?

“Toda la vida estuve relacionado con las motos, no particularmente con las motos clásicas y antiguas. Comencé simplemente como usuario y después participando en competencias que había en su momento de trail, cuando estuvo el Enduro Challenge, y esas carreras que acá todavía no se conocían. Me empecé a enganchar cuando comenzaban las primeras carreras de rally y después travesías, pero siempre como usuario. En relación con lo que es el taller, nosotros arrancamos hace 6 o 7 años atrás”.

¿Cómo definís lo que ustedes hacen?

“Nosotros somos constructores de motos. Dentro de lo que es la construcción hacemos fabricación, reformas, restauraciones, reproducciones, etc. Diseñamos y construimos motos. Particularmente apuntamos a las motos café racer. Ese es el estilo que a nosotros más nos gusta, cuando podemos armamos uno”.

El trabajo que realiza Jhos 1971 tiene una particularidad, fabrican replicas exactas de piezas que no se pueden conseguir. Su grado de originalidad incluso fue galardonado durante la última edición de Autoclásica 2019 gracias a una reproducción inédita de una moto Triton.

“Armamos el primer Triton completamente desarrollado y diseñado en Argentina, que el año pasado lo presentamos y se llevó el primer premio de ‘Motos Artesanales’ en Autoclásica. Tiene un 95% de originalidad, no por la cantidad de piezas originales, –excepto el motor que sí lo es-, sino por lograr que la réplica sea 95% del modelo original. Es decir, que las piezas y las formas sean exactas, utilizamos los mismos aros para las llantas, las mismas masas que se usaban en la época, el mismo formato del tanque, piezas del aluminio que corresponde, etc”, explicó Santiago Rabino.

Respecto a este histórico e icónico modelo que fusiona un chasis featherbed -como el que utilizaban las motos Norton de la década del ’50-, con motor de Triumph, Santiago remarcó que “no se trata de una restauración de un modelo original, sino que se fabricó todo desde el chasis, las llantas, un cristo de aluminio, absolutamente todo. Si uno ve una Triton de la época y esta construcción no va a notar la diferencia”.

¿Cuánto tiempo te llevó esta construcción?

“Nosotros, para hacer un chasis solo, podemos tardar aproximadamente siete u ocho días de corrido. Siempre se hacen cosas en el medio, somos dos personas trabajando: Andrés y yo. Esta moto particularmente nos llevó cuatro meses armarla completa. Hay que entender que cuando uno arma una moto también depende de algunos factores”.

“Nosotros utilizamos el sistema americano, al que considero el más correcto, en el cual cada uno hace lo suyo. Si bien nosotros armamos toda la moto y fabricamos todo lo que se necesite, en alguna parte de la moto dependemos de terceros y a veces ahí es cuando los tiempos se disparan”.

¿Cómo percibieron el cambio de taller?

“El cambio que hicimos nosotros fue de 180º. En el taller nuevo -ubicado en la localidad de Tigre-, primero lo desarrollamos desde cero y la verdad que estamos súper cómodos. Tenemos todo lo que necesitamos y estamos a gusto en el barrio. El lugar es lindo, agradable y más grande, está hecho a nuestra medida. Trabajamos más cómodos y el lugar es accesible”.

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fuera de Fabrica

Surge una nueva forma de hacer lo mismo.

Patricio Bonaventura

Publicado

el

En la últimos tiempos la customización se ha desarrollado en la Argentina y ha sumado más adeptos. Esta movida ya se está transformando en una tribu urbana, un estilo de vida. Esto acompañado por el desarrollo y aparición de nuevos talentos en la construcción y personalización de motos era más que obvio que empezaran las competencias, y dado los tiempos que corren estas competencias se ajustaron y decidieron hacerlo de otra manera.

Alfredo “Pipa” Franco organizó con su amigo Martin Olivetti en su taller, el VTF Custom, el Argentinian Builders Challenge, el ABC 2020.

En una semana cinco constructores debían transformar una Beta Motard en una moto tracker en sus talleres. Dificil. No imposible. Ellos eran: Rodando Sur, Hand Made Motos, Phantom Works / GD Motocicletas, Morgan y VTF Custom Garage / Old School. El Domingo 13 de Septiembre pasado se juntaron el VTF Custom y un jurado dictaminó quién fue el vencedor. Además hubo un concurso auspiciado por la marca de cascos HAWK, donde tres artistas pintaron tres cascos, definiendo a un ganador en la misma jornada. También hubo sorteos a los que participaron del vivo de Instagram.

La gente del VTF se esmeró y sacó a la luz una nueva forma de hacer estas competencias, durante la semana se hicieron trasmisiones en vivo de Instagram con todos los participantes de la competencia y en la jornada hicieron de magníficos anfitriones dando de comer unas magníficas hamburguesas y regando la comida con una excelentes cervezas.

PMN estuvo ahí presenciando la definicíon y aquí tienen las imágenes.

Continuar Leyendo

Fuera de Fabrica

Una Sportster a fondo

Patricio Bonaventura

Publicado

el

A partir de un Harley Davidson 883 Sportster, VTF Custom Garage ha hecho esta maravilla. Se le puso un kit 1200, embrague cerámico y escape de acero inoxidable. Se acortó el guardabarro y se cortó el chassis y las espadas traseras. Se le reemplazó la horquilla, las ruedas trasera y delantera, manubrio y faro delantero. Se modifico el asiento manteniendo la base del que venía en la Sporster.

El tanque de nafta es un tanque hecho a mano por Nico de Area 51, y esta pintada por Fede Teibo.

Continuar Leyendo

Fuera de Fabrica

Cuando hay buen gusto y mucho trabajo

Patricio Bonaventura

Publicado

el

A partir de un Honda Twister y con mucho gusto y otro tanto de trabajo se logró este tracker en el taller de los VTF Custom.

Se reformó todo el chassis, se cambió el tanque y llantas, se alargó el horquillón trasero 5 cm, se le agregó un disco fabricado por Maneco y se le cambió el escape la óptica delantera. En cuanto a la pintura se hizo en su totalidad inclusive cuadro y motor.

El resultado está a la vista, una hermosa moto. Disfruten.

Continuar Leyendo

Copyright © 2020 promotonews.com - Todos los derechos reservados. Desarrollo E4