Seguinos

MotoGP

La leyenda continúa

Publicado

el

Valentino Rossi confesó que seguirá corriendo en 2021 (MotoGP.com)

Como si se tratara de esas películas o series que marcaron vidas y que no queremos que terminen jamás, el nueve veces campeón mundial de motociclismo, Valentino Rossi (Monster Energy Yamaha Factory Racing) despejó los rumores de un posible retiro y confirmó que seguirá compitiendo durante un año más, en una entrevista a distancia junto a su compañero de equipo, Maverick Viñales, realizada por el reconocido periodista de MotoGP Matt Birt.

“Estoy en una situación difícil porque mi primera opción es tratar de continuar. Tengo suficiente motivación y quiero seguir. En mi mente tenía otro año con el equipo de fábrica y necesitaba tiempo para decidir, como 5 o 6 carreras junto al nuevo Jefe de mecánicos y algunas modificaciones en el equipo para entender si puedo ser fuerte”, explicó Rossi pero entendió la problemática actual “no es la mejor manera de parar porque la situación es que tal vez no corramos en 2020”. “Así que es más justo hacer otro campeonato y parar al final del siguiente, por lo que espero continuar en 2021”.

Asimismo el italiano comentó sobre su futuro en Yamaha Oficial: “Tengo suficiente motivación y quiero seguir.Es muy importante entender el nivel de la competición porque, especialmente, en la segunda parte del año pasado sufrimos mucho y demasiadas veces fui demasiado lento y tuve que pelear fuera del Top 5. El problema es que no hay carreras porque con el virus no podemos correr. Así que tendré que decidir antes de competir porque, en el escenario más optimista, podemos competir en la segunda mitad de la temporada, así que esperamos que en agosto o septiembre”. Pero aclaró que “tengo que tomar mi decisión antes. De todos modos, quiero continuar, pero he tenido que tomar esta decisión sin hacer ninguna carrera”.

Cual será el plan del “46” una vez que deje de competir en motos?. Su idea es seguir apoyando a los jovenes talentos a través de su equipo de Moto2 y Moto3 aunque añadió una voluntad más: “Quiero correr con coches en algunos campeonatos y hacer como un programa de 7 u 8 carreras cada año. Este es el plan para el futuro”.

Viñales, por su parte, dio su versión sobre su compañero: “Espero que se quede por muchos años más. Me encanta compartir la pista con Valentino y luchar contra él. Siempre me hace ir un paso más: en los entrenamientos, en casa y también en la pista. Siempre tengo que ver dónde está mi compañero de equipo porque al final somos buenos amigos. Los dos estamos en el box de Yamaha y tenemos que ser los mejores y vencernos mutuamente”. Y destacó su figura: “Durante estos años, en que ambos hemos tenido momentos difíciles en Yamaha, especialmente a finales de 2017 y 2018, he aprendido algo: Valentino siempre ha estado sonriendo. No entendía por qué. No estábamos logrando los resultados. Estábamos entre los 10 primeros. No estábamos acostumbrados a eso. Así que no sabía por qué siempre estaba sonriendo. Hablé con mucha gente y decía: ‘No sé cómo puede sonreír’. Lo dio todo en la pista y afuera siempre estaba feliz. Así que aprendí a ser feliz incluso si las cosas no van como uno quiere. Me llevó tiempo entenderlo”.

Como esa película que no queremos que termine jamás…al menos por el 2021, la leyenda continúa.

Prensa Yamaha Racing / MotoGP

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

MotoGP: el análisis post Barcelona

Un repaso de los números más destacados del GP de Catalunya, acompañado por las mejores fotos.

Publicado

el

Cambio de color para el campeonato con el resurgimiento de KTM en los primeros lugares. Una tonalidad naranja también es la que predomina en la punta en Moto2 con los 1-2 de Gardner y Fernández, mientras que en Moto3 Sergio García y Gas Gas repitieron victoria. 

Visto el inicio de campeonato que tuvo Miguel Oliveira (después de ser el ganador de la última fecha de 2020) muy pocos apostaban por este presente con laureles reverdecidos y una chance de pelear por el título para el portugués. Lo más preocupante del GP de Catalunya fue la cantidad de cambios en las clasificaciones finales debido a decisiones de última hora de la Dirección de Carrera o chequeos post-competencia. Además, se produjeron los siguientes números: 

# Miguel Oliveira ganó por tercera vez en MotoGP, la primera como piloto oficial de KTM (las anteriores fueron dentro del equipo satélite Tech3). Como dato curioso, los últimos ganadores de esta temporada (Oliveira, Quartararo, Miller) figuran este año en escuadras oficiales luego de haber pasado en 2020 por equipos privados (Tech3, Petronas, Pramac). 

# Fabio Quartararo lleva cinco poles consecutivas en esta temporada, igualando una estadística que ahora comparte con pilotos de la talla de Wayne Gardner, Christian Sarron, Max Biaggi, Valentino Rossi y Jorge Lorenzo. El récord absoluto lo posee Mick Doohan con 12 poles seguidas logradas en 1997. 

# Johann Zarco ostenta la marca de lograr ocho segundos puestos en la clase mayor sin haber conseguido aún la victoria. En total acumula 11 podios (si contamos otros 3 terceros puestos), por lo que está a un hito de alcanzar el récord de Colin Edwards, quien obtuvo 12 podios en MotoGP (5 segundos y 7 terceros) pero sin conseguir ningún triunfo. 

# Jack Miller se convirtió, para Fabio Quartararo, en una sombra capaz de sacar provecho cada vez que el francés tiene un percance. El australiano ganó en Jerez porque el líder comenzó a tener problemas con sus antebrazos, prevaleció con piso húmedo en Le Mans cuando el de Yamaha tenía moto para ganar en seco, y ahora en Barcelona trepó al podio al capitalizar la primera penalización impuesta al galo (por cortar la chicana).

# Remy Gardner vivió dos semanas inolvidables con el paso de Moto2 por Mugello y Barcelona. Ganó por primera vez en el año con un sorpaso de última vuelta sobre Raúl Fernández en Italia, fue elegido por KTM para ascender a MotoGP en el equipo Tech3 y repitió victoria en la final de Catalunya, esta vez de manera más contundente y sobre el mismo rival y compañero. 

# El triunfo de Sergio García el Moto3 significó su tercer éxito en la clase, el segundo de la temporada para Gas Gas y el número 250 para España en toda la historia de la clase menor del Mundial (que incluye también a 125 cc).

Continuar Leyendo

Deportes

Sultans of Swing

Mantener el ritmo a lo largo de las vueltas que demanda la exigencia de la carrera es la clave para llegar al éxito. Los ganadores en el GP de Catalunya, así lo demostraron.

Publicado

el

El locutor Francisco “Ces” Vila es conocido en el ambiente motociclístico español por ser “la voz del estadio” cada vez que se desarrolla un Gran Premio de MotoGP en España. Su función de animar a las tribunas puede notarse en Jerez, en Aragón, en Valencia y también en Barcelona. Cuando “Ces” no está describiendo lo que pasa en pista, con un toque de entusiasmo para levantar el ánimo de los espectadores, los altoparlantes emiten música. Esa música es elegida por el propio Francisco Vila, y es “ochentosa”, con temas de Queen, AC/DC, Kiss, A-ha o Dire Straits que nunca pasa de moda. 

En el Gran Premio de Catalunya de este fin de semana, un importante puñado de 19.300 espectadores tuvieron la fortuna de estar en las tribunas, por lo que “Ces” Vila se encargó de arengar a los fanáticos y musicalizar el ambiente cuando los motores se silenciaban.

La carrera de MotoGP tuvo un ganador inesperado. Porque el tibio resultado conseguido por Miguel Oliveira en clasificación, cuando puso cuarta a su KTM para la grilla, se transformó en un dominio contundente a partir que tomó la delantera. Por más que Fabio Quartararo le demostró por momentos el potencial de su Yamaha al obtener la quinta Pole Position consecutiva, el portugués recuperó la vanguardia y tuvo el ritmo necesario para ganar sin sobresaltos. 

Johann Zarco también cuidó el ritmo como para que sus neumáticos aguantaran hasta el final y tener cierto resto para atacar. Al francés le faltó una vuelta para darle caza al puntero y concretar aquel tan ansiado “backflip” con que acostumbró a todo el mundo cada vez que se impuso en Moto2. 

Pero por más que haya logrado otra vez una vuelta récord en clasificación, Quartararo no pudo implementar un ritmo de carrera como para pelear por la victoria. No largó bien (como casi siempre) y desde el sexto lugar apretó hasta llegar a la delantera. Lo superó a Oliveira pero no le alcanzó y, cuando se dio cuenta, su ritmo irregular le pasó factura con un excesivo desgaste del neumático delantero. Por otro lado, un incomprensible percance con el cierre frontal de su mono hizo que, a poco del final, el francés debiera desprenderse de la pechera protectora y seguir con el cierre bajo hasta la cintura, en una situación que mereció una sanción por parte de Dirección de Carrera. 

El francés fue el gran perdedor de Catalunya, porque además de quedarse sin ritmo, cuando quiso defenderse del ataque de Jack Miller cortó camino en la curva 2 y le valió un primer recargo de 3 segundos, mientras que 5 horas después de terminada la carrera (¡cinco horas!) Dirección de Carrera le aplicó otros 3 segundos por el tema del cierre (cuando lo ideal hubiera sido Bandera Negra al instante). “Las carreras son peligrosas por definición, todos los sabemos y los pilotos lo asumen. Lo imperdonable son las negligencias, precisamente porque se pueden evitar”, dijo el colega Raúl Romojaro en el diario As, y lo de Quartararo (visto desde el punto de vista de las dos partes) fue negligencia. 

Miller supo de inmediato que no tenía potencia en su Ducati para contrarrestar la velocidad de la KTM de Oliveira, por lo que también implementó un ritmo que le permitió llegar con chances de podio y lo consiguió. 

Diferentes ritmos utilizaron Joan Mir y Maverick Viñales durante las vueltas de carrera, y eso quedó evidenciado en sus resultados. El de Suzuki llegó a estar segundo para luego caer al quinto puesto y el de Yamaha se vino desde atrás y le alcanzó para terminar sexto en pista. 

Sin poder demostrar sus ritmos quedaron fuera de la lucha: Marc Márquez, Valentino Rossi, Pol y Aleix Espargaró, Danilo Petrucci e Iker Lecuona, ya que se cayeron y no pudieron terminar. 

Por eso, los verdaderos ganadores de Barcelona fueron quienes no se dedicaron a ‘rockanrrolear’ ni volver a la época de los lentos, sino que aplicaron el ‘swing’ justo para llegar hasta el final, subir al podio, ser felicitados por el público (arenga de “Ces” Vila mediante) y trepar en la tabla provisional para sumarse a la lucha por el título. 

Moto2 cerró una programación para Catalunya que se modificó para que MotoGP no compartiera horario con la F1 desde Baku, Azerbaiyán. Lo que no se modificó en la clase intermedia fue el ritmo demoledor de los integrantes del equipo Reb Bull KTM, ya que el líder provisional Remy Gardner volvió a imponerse (fue su segunda victoria consecutiva) por delante del ‘rookie’ Raúl Fernández, quien a esta altura ya está convertido en un auténtico candidato a la corona. Junto a ellos, en el podio de Barcelona, un catalán de pura cepa, Xavi Vierge, uno de los dos locales que pudieron festejar en casa y con su gente. 

Pero si hablamos de ritmo, lo de Moto3 fue sencillamente estrepitoso. Fueron 21 vueltas a puro vértigo, con un lote de quince máquinas que se disputaron la victoria en cada sector del circuito e imprimieron imágenes como las vistas al final de la recta principal, con 7 (¡sí, siete!) motos a la par y otras cinco en una segunda línea estirando el frenaje hasta las últimas consecuencias. La carrera la ganó Sergio García (segundo triunfo del año con la Gas Gas) por apenas 15 milésimas sobre el local Jeremy Alcoba y 79/1000 sobre Jaume Masia; aunque el podio “todo español” se alteró por el recargo de una posición al tercero, por salirse de los límites de la pista en la vuelta final. Su lugar en el último escalón lo ocupó el turco Deniz Oncu, en una clasificación final donde los diez primeros quedaron encerrados en menos de un segundo. Aquel lote multitudinario que predominó durante la carrera se vio fragmentado en la última vuelta ante la caída de Izan Guevara y el ‘strike’ en las curvas finales protagonizado por Xavier Artigas y Dennis Foggia, quienes arrollaron en su caída al japonés Ayumo Sasaki, afortunadamente sin graves lesiones físicas. 

Párrafo final para una conclusión. Si soñar con viajar a Barcelona para presenciar el GP de Catalunya cumpliendo todas las normas sanitarias posibles puede sonar descabellado; pagar un puñado importantes de dólares por el pasaje tal vez resulte muy oneroso; y gastarse otros tantos euros para un par de días de estancia en el extranjero también sea excesivamente costoso; amenizar desde la tribuna con buena música entre tanda y tanda mientras se oye ‘Sultans of Swing’ por los altoparlantes… ¡no tiene precio!

Continuar Leyendo

Deportes

MotoGP: visitantes en Barcelona

Pese a tratarse de una importante cantera para el motociclismo español, ningún piloto local quedó adelante en los libres del viernes para el GP de Catalunya.

Publicado

el

España cuenta con 28 pilotos estables en las plantillas de las tres clases mundialistas, 11 son nacidos en Catalunya y, más precisamente, 6 (sobre un total de 9 peninsulares) compiten en MotoGP. Son catalanes: Gabriel Rodrigo, Xavi Artigas y Jeremy Alcoba en Moto3, Albert Arenas y Xavi Vierge en Moto2, así como Maverick Viñales, Alex Rins, los hermanos Márquez (Alex y Marc) y los hermanos Espargaró (Pol y Aleix) en MotoGP. 

Sin embargo, para el primer día de actividad del Gran Premio que se desarrolla a escasos kilómetros de Barcelona, ninguno pudo ostentar su identificación regional en lo más alto de las tablas clasificatorias.

En MotoGP, pese a que la Aprilia de Aleix Espargaró sorprendió a todos con el mejor tiempo de la mañana (a su casa en Granolliers se puede llegar caminando desde el circuito), finalmente fue el francés Johann Zarco quien en una fantástica última vuelta colocó al frente a su Ducati del equipo Pramac, aventajando (en una apretada clasificación) al italiano Franco Morbidelli (Yamaha Petronas), a su compatriota Fabio Quartararo (Yamaha Racing), al sudafricano Brad Binder (Red Bull KTM) y al también italiano Francesco Bagnaia (Ducati Team) en los primeros cinco lugares. Recién hay que llegar al sexto clasificado para encontrar al primer local, Maverick Viñales, en una jornada de tiempos muy parejos, ya que los 16 primeros están encerrados en menos de un segundo. 

Aleix Espargaró quedó finalmente noveno, Marc Márquez fue décimo quinto y Valentino Rossi (que había prometido pelear por la vanguardia en Barcelona) quedó en el puesto 19. 

La tarde de Moto2 se caracterizó por contar con muchas caídas de los principales candidatos, como la de Augusto Fernández (que había sido el más rápido en la tanda matutina). Finalmente fue su “tocayo de apellido”, Raúl Fernández, quien se quedó con el mejor registro global; un piloto que, a pesar de ser español, es 100% madrileño y por lo tanto no cuadra entre los locales. Fernández aventajó en el Top5 de la general al británico Sam Lowes, al australiano y líder provisional Remy Gardner, al italiano Marco Bezzecchi, y (aquí sí) al catalán y local (nacido en Barcelona) Xavi Vierge. 

Una excepción que “condiciona” en este caso la regla para el análisis del viernes es la de Gabriel Rodrigo, barcelonés y catalán hasta la médula, pero que participa en el mundial de Moto3 con licencia argentina (porque sus padres nacieron en nuestro país y él cuenta con doble ciudadanía) y por lo tanto es la enseña albiceleste la que figura al tope del clasificador. Rodrigo, que viene de hacer podio en Mugello, quedó en la sumatoria general por delante del sudafricano Darryn Binder, el italiano Romano Fenati, el mallorquín Izan Guevara y el japonés Ayumu Sasaki. El mejor catalán auténtico fue Jeremy Alcoba (nació en Tortosa) en el sexto lugar, mientras que Sergio García (nacido en Burriana, Valencia) intercambió su primera posición en los libres de la mañana por séptima posición en la general.

Continuar Leyendo

Copyright © 2020 promotonews.com - Todos los derechos reservados. Desarrollo E4