Seguinos

Fuera de Fabrica

Motos clásicas construidas en el presente

Publicado

el

Santiago Rabino es uno de los propietarios de Jhos 1971, un taller dedicado a la restauración, modificación y reparación de motos clásicas y antiguas, especialmente fabricadas entre el año 1900 y 1988. También realizan reformas sobre motos nuevas, para llevarlas varias décadas atrás al mejor estilo Cafe Racer y Street Tracker.

¿Hace cuánto que te dedicás a esto?

“Toda la vida estuve relacionado con las motos, no particularmente con las motos clásicas y antiguas. Comencé simplemente como usuario y después participando en competencias que había en su momento de trail, cuando estuvo el Enduro Challenge, y esas carreras que acá todavía no se conocían. Me empecé a enganchar cuando comenzaban las primeras carreras de rally y después travesías, pero siempre como usuario. En relación con lo que es el taller, nosotros arrancamos hace 6 o 7 años atrás”.

¿Cómo definís lo que ustedes hacen?

“Nosotros somos constructores de motos. Dentro de lo que es la construcción hacemos fabricación, reformas, restauraciones, reproducciones, etc. Diseñamos y construimos motos. Particularmente apuntamos a las motos café racer. Ese es el estilo que a nosotros más nos gusta, cuando podemos armamos uno”.

El trabajo que realiza Jhos 1971 tiene una particularidad, fabrican replicas exactas de piezas que no se pueden conseguir. Su grado de originalidad incluso fue galardonado durante la última edición de Autoclásica 2019 gracias a una reproducción inédita de una moto Triton.

“Armamos el primer Triton completamente desarrollado y diseñado en Argentina, que el año pasado lo presentamos y se llevó el primer premio de ‘Motos Artesanales’ en Autoclásica. Tiene un 95% de originalidad, no por la cantidad de piezas originales, –excepto el motor que sí lo es-, sino por lograr que la réplica sea 95% del modelo original. Es decir, que las piezas y las formas sean exactas, utilizamos los mismos aros para las llantas, las mismas masas que se usaban en la época, el mismo formato del tanque, piezas del aluminio que corresponde, etc”, explicó Santiago Rabino.

Respecto a este histórico e icónico modelo que fusiona un chasis featherbed -como el que utilizaban las motos Norton de la década del ’50-, con motor de Triumph, Santiago remarcó que “no se trata de una restauración de un modelo original, sino que se fabricó todo desde el chasis, las llantas, un cristo de aluminio, absolutamente todo. Si uno ve una Triton de la época y esta construcción no va a notar la diferencia”.

¿Cuánto tiempo te llevó esta construcción?

“Nosotros, para hacer un chasis solo, podemos tardar aproximadamente siete u ocho días de corrido. Siempre se hacen cosas en el medio, somos dos personas trabajando: Andrés y yo. Esta moto particularmente nos llevó cuatro meses armarla completa. Hay que entender que cuando uno arma una moto también depende de algunos factores”.

“Nosotros utilizamos el sistema americano, al que considero el más correcto, en el cual cada uno hace lo suyo. Si bien nosotros armamos toda la moto y fabricamos todo lo que se necesite, en alguna parte de la moto dependemos de terceros y a veces ahí es cuando los tiempos se disparan”.

¿Cómo percibieron el cambio de taller?

“El cambio que hicimos nosotros fue de 180º. En el taller nuevo -ubicado en la localidad de Tigre-, primero lo desarrollamos desde cero y la verdad que estamos súper cómodos. Tenemos todo lo que necesitamos y estamos a gusto en el barrio. El lugar es lindo, agradable y más grande, está hecho a nuestra medida. Trabajamos más cómodos y el lugar es accesible”.

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fuera de Fabrica

De lo mejorcito que hay

Publicado

el

Nos trasladamos hasta Santa Teresita para visitar a este artista del Tatoo y Aerógrafo, autor de obras de arte plasmados en cascos y motos.

Con nuestra cronista Pato Gomez le hicimos esta bonita nota para nuestro canal de You Tube.

Continuar Leyendo

Fuera de Fabrica

Alpine: Una Husqvarna SM 630 “congelada” de Freeride Motos

Publicado

el

ALGUNOS CONSTRUCTORES PERSONALIZADOS quedan atrapados en un estilo, mientras que otros juegan en toda la cancha. Pero Pierre Dhers en Freeride Motos parece rebotar entre dos estilos muy específicos: scramblers y racers (tanto de café como de pista). Ahora ha combinado ambas disciplinas en una máquina ultra-nítida.

Apodado ‘Alpine’, esta Husqvarna SM 630 fue construida para satisfacer múltiples necesidades de su propietario entusiasta del supermotard. “Quería una motocicleta diferente con un ‘espíritu scrambler’ para conducir a diario”, explica Pierre, “e ir a Wheels & Waves. Pero también para poder usarla en la pista de supermoto los fines de semana ”.

El mayor desafío de Pierre asomó la cabeza directamente por la puerta: el informe. Está acostumbrado a tener un poco de libertad creativa en las compilaciones, pero este cliente tenía una idea muy específica en lo que respecta al diseño. “El cliente no sabe que es necesario combinar el diseño y las limitaciones técnicas”, dice, “por ejemplo, el tanque debe contener suficiente gasolina para tener un cierto rango en la carretera”.

El cliente compró esta Husqvarna SM 630 modelo 2011 específicamente para el proyecto. Se ajustaba a los requisitos, con caballos de fuerza en los altos 40, suspensión decente fuera de la caja y un peso en vacío de solo 327 libras [148 kg]. Sin duda, también ha perdido algunos kilos durante la reconstrucción.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


La primera gran tarea de Pierre fue fabricar una nueva carrocería para reemplazar los plásticos de la Husky. El primer paso fue conseguir las formas correctas con espuma y luego construir un nuevo cuerpo de una pieza con fibra de vidrio. La unidad también incorpora un nuevo tanque de combustible, con una capacidad de 12 litros.

“Para uso en pista, la fibra de vidrio se puede reparar más fácilmente que el aluminio”, dice Pierre, “y también es muy liviana”.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


Usar fibra de vidrio significa tener que crear un molde, y eso significaba que Pierre podía seguir las indicaciones de las piezas OEM. Mientras construía el molde, duplicó la parte inferior del tanque original, para poder integrar la bomba de combustible original y hacer coincidir la pieza con el marco.

Debajo de la carrocería, Pierre construyó un nuevo bastidor auxiliar y volvió a colocar los componentes electrónicos junto con una batería de iones de litio. Arriba hay un asiento personalizado, tapizado por Christophe en Akotabe.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


El cliente quería que la sección de la cola fuera lo más corta posible, pero Pierre no quería tener que construir un soporte de la patente extendido para mantenerlo legal en la calle. Así que se le ocurrió una solución ingeniosa: la punta de la cola sostiene la luz trasera, los giros y la matrícula. Pero también es desmontable a través de solo dos sujetadores, por lo que el Husky se puede convertir para uso en pista.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


Se le ha dado la misma consideración al front-end. Pierre dio forma a un tablero numérico de fibra de vidrio para guardar el tablero OEM, mientras que los faros son un par de proyectores LED fuertes en las barras, que son lo suficientemente simples como para desatornillar. Las luces de giro delanteras son LED envolventes en las barras de la horquilla; prácticamente invisible hasta que los enciendes.

En la parte superior están las barras Magura, equipadas con protectores de manos Racetech y un cilindro maestro de freno Accossato.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


Debajo del capó, Pierre dejó el motor Husqvarna como stock, pero instaló un embrague Suter. También abandonó la caja de aire por un filtro de cápsula Uni Filter conectado a una entrada de silicio personalizada. Los colectores de escape son stock, pero hay un caño de conexión de acero inoxidable dos en uno personalizado, que termina en una lata de SC Project.

Otros ajustes incluyen una reforma de la suspensión por Sébastien en ORD y neumáticos Dunlop Mutant para uso en ruta. Hay un segundo juego de ruedas de 17 ”envueltas en caucho específico para la pista, porque cambiar las ruedas es más rápido que cambiar las llantas.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


Rémy en Art Scratch se encargó de la decoración y terminó la supermoto en el Alpine Blue de Renault con reflejos blancos. Los logotipos de Husqvarna modificados fueron diseñados por el cliente y tienen un significado personal.

La Husqvarna SM 630 es lo suficientemente atractiva en forma original, pero Pierre la ha llevado a un nivel completamente nuevo. Todo lo que necesita es un tercer juego de ruedas para rasgar la tierra, y sería perfecto.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos

Fuente: Bike Exif

Continuar Leyendo

Fuera de Fabrica

Unidos para enchular tu Royal

Publicado

el

Royal Enfield Madero y los amigos de Rodando Sur unen voluntades para satisfacer una necesidad recurrente en los usuarios que compraban motos en dicho local. ¿Cual era esta? Mirá la nota y enterate.

Continuar Leyendo

Copyright © 2020 promotonews.com - Todos los derechos reservados. Desarrollo E4