Seguinos

Fuera de Fabrica

El arte de customizar

Publicado

el

Mauricio Holman es el responsable de MH Kustom Art, un pequeño taller de Olavarría que se dedica a personalizar y crear motos chopper al mejor estilo norteamericano.

Mauricio es un joven customizador de 28 años, durante el día trabaja en una fábrica como pintor y luego, cuando el tiempo se lo permite, hace trabajos de pintura para customizaciones. No solo atiende la parte estética, como la elección de colores y demás, sino que se ocupa de todo el proceso, cortar y soldar de manera completamente artesanal.

En esta oportunidad, nos abre las puertas de su taller para mostrarnos y contarnos cómo nació esta pasión y las raíces de su arte en movimiento.

¿Cuánto hace que haces customizaciones?

“Esto arrancó hace aproximadamente 10 u 11 años atrás, como en la mayoría, por una cuestión de hobbie. Siempre estuve ligado al automovilismo y también, paralelamente, estuve ligado a lo que es la pintura y demás. Siempre me llamó la atención ir incursionando un poquito más en cuanto a técnica, primero me volqué a la aerografía y después una cosa llevó a la otra, y ahora estamos un poquito más ligados a lo que es custom, que es lo que más me gusta”.

“Como todo, fue un proceso de prueba y error, probar técnicas y si te gusta le sacas el jugo, sino probas otra cosa. Es como muy largo el camino hasta llegar realmente a lo que te llena, para poder hacerlo y progresar en ello”.

¿Cuántas motos personalizaste hasta ahora?

“A mi me gusta arrancar los proyectos desde cero, lo radical digamos. Y hechas desde cero completamente llevamos unas siete motos aproximadamente, más otras que le hicimos algún trabajo de soldadura o pintura, etc. Pero cuesta que la gente se suelte para hacer algo distinto, más allá que esto va creciendo a pasos agigantados”.

Si tuvieras que definir lo que haces ¿cómo es tu estilo de customización?

“Trato siempre de innovar con lo que mejor se pueda y siempre ofrecer algo distinto. Yo estoy en una ciudad donde esto es algo todavía muy nuevo, que no está muy asentado, entonces a veces jugás con esa incertidumbre de saber si lo que estás haciendo genera algo o queda en la nada. Ahí entra un poquito la famosa palabra ‘por amor al arte’. Más allá de poder ser un ingreso económico, primero y principal entra en juego lo que a uno lo moviliza, que en este caso es pintar, después lo demás viene de la mano como todo”.

Si tuvieras que hacer un trabajo de customización básico, ¿cuánto tiempo le tenés que dedicar?

“A veces, en mi caso se complica por una cuestión de tiempo, pero yo trato de repartirme siempre lo mejor que puedo. Pero hablando de algo desde cero, que es como hice con mi propia moto, llevó tiempo por una cuestión lógica de ser la primera, estás con varias incógnitas de funcionamientos y demás. Habré estado aproximadamente tres o cuatro meses, pero después que ‘rompés el hielo’ ya cambia la cosa”.

“Desde chico siempre tuve el afán del estilo chopper estadounidense, lo que me despertó esa pasión. En mi caso, las motos de juguetes americanas captaron mi atención, creo que son cosas del destino. Luego llegó a mi poder una revista americana muy vieja y ahí empezó todo. Inconscientemente te ponés a pensar que los ojos se te iban para lo que era la pintura de las chopper, algo que hoy por hoy ya es parte de uno y no lo cambio absolutamente por nada. Como cada cual tiene un estilo que lo identifica, en mi caso el tema del chopper está como muy arraigado”.

¿Crees que la customización pueda tener un estilo más argentino?

“Ni hablar. Yo creo que cada cosa, más allá de la influencia en cuanto a lo cultural venga de Estados Unidos, cada uno tiene que ponerle su propio sello. Salvando las diferencias económicas que tenemos, yo creo que hoy por hoy el argentino tiene esa parte criolla de decir ‘lo hago con lo que tengo’ y hay motos que quedan espectaculares. En cuanto a lo que sería pintura, también”.

“Particularmente, me voy instruyendo en lo que es el fileteado americano, pero he visto trabajos en motos con intervenciones de fileteado porteño y quedan espectaculares. Terminás identificando que esa moto es argentina. Cada moto tiene un sello particular que lo distingue y eso está bueno porque, más allá de todo, el argentino deja su sello”.

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fuera de Fabrica

Alpine: Una Husqvarna SM 630 “congelada” de Freeride Motos

Publicado

el

ALGUNOS CONSTRUCTORES PERSONALIZADOS quedan atrapados en un estilo, mientras que otros juegan en toda la cancha. Pero Pierre Dhers en Freeride Motos parece rebotar entre dos estilos muy específicos: scramblers y racers (tanto de café como de pista). Ahora ha combinado ambas disciplinas en una máquina ultra-nítida.

Apodado ‘Alpine’, esta Husqvarna SM 630 fue construida para satisfacer múltiples necesidades de su propietario entusiasta del supermotard. “Quería una motocicleta diferente con un ‘espíritu scrambler’ para conducir a diario”, explica Pierre, “e ir a Wheels & Waves. Pero también para poder usarla en la pista de supermoto los fines de semana ”.

El mayor desafío de Pierre asomó la cabeza directamente por la puerta: el informe. Está acostumbrado a tener un poco de libertad creativa en las compilaciones, pero este cliente tenía una idea muy específica en lo que respecta al diseño. “El cliente no sabe que es necesario combinar el diseño y las limitaciones técnicas”, dice, “por ejemplo, el tanque debe contener suficiente gasolina para tener un cierto rango en la carretera”.

El cliente compró esta Husqvarna SM 630 modelo 2011 específicamente para el proyecto. Se ajustaba a los requisitos, con caballos de fuerza en los altos 40, suspensión decente fuera de la caja y un peso en vacío de solo 327 libras [148 kg]. Sin duda, también ha perdido algunos kilos durante la reconstrucción.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


La primera gran tarea de Pierre fue fabricar una nueva carrocería para reemplazar los plásticos de la Husky. El primer paso fue conseguir las formas correctas con espuma y luego construir un nuevo cuerpo de una pieza con fibra de vidrio. La unidad también incorpora un nuevo tanque de combustible, con una capacidad de 12 litros.

“Para uso en pista, la fibra de vidrio se puede reparar más fácilmente que el aluminio”, dice Pierre, “y también es muy liviana”.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


Usar fibra de vidrio significa tener que crear un molde, y eso significaba que Pierre podía seguir las indicaciones de las piezas OEM. Mientras construía el molde, duplicó la parte inferior del tanque original, para poder integrar la bomba de combustible original y hacer coincidir la pieza con el marco.

Debajo de la carrocería, Pierre construyó un nuevo bastidor auxiliar y volvió a colocar los componentes electrónicos junto con una batería de iones de litio. Arriba hay un asiento personalizado, tapizado por Christophe en Akotabe.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


El cliente quería que la sección de la cola fuera lo más corta posible, pero Pierre no quería tener que construir un soporte de la patente extendido para mantenerlo legal en la calle. Así que se le ocurrió una solución ingeniosa: la punta de la cola sostiene la luz trasera, los giros y la matrícula. Pero también es desmontable a través de solo dos sujetadores, por lo que el Husky se puede convertir para uso en pista.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


Se le ha dado la misma consideración al front-end. Pierre dio forma a un tablero numérico de fibra de vidrio para guardar el tablero OEM, mientras que los faros son un par de proyectores LED fuertes en las barras, que son lo suficientemente simples como para desatornillar. Las luces de giro delanteras son LED envolventes en las barras de la horquilla; prácticamente invisible hasta que los enciendes.

En la parte superior están las barras Magura, equipadas con protectores de manos Racetech y un cilindro maestro de freno Accossato.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


Debajo del capó, Pierre dejó el motor Husqvarna como stock, pero instaló un embrague Suter. También abandonó la caja de aire por un filtro de cápsula Uni Filter conectado a una entrada de silicio personalizada. Los colectores de escape son stock, pero hay un caño de conexión de acero inoxidable dos en uno personalizado, que termina en una lata de SC Project.

Otros ajustes incluyen una reforma de la suspensión por Sébastien en ORD y neumáticos Dunlop Mutant para uso en ruta. Hay un segundo juego de ruedas de 17 ”envueltas en caucho específico para la pista, porque cambiar las ruedas es más rápido que cambiar las llantas.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos


Rémy en Art Scratch se encargó de la decoración y terminó la supermoto en el Alpine Blue de Renault con reflejos blancos. Los logotipos de Husqvarna modificados fueron diseñados por el cliente y tienen un significado personal.

La Husqvarna SM 630 es lo suficientemente atractiva en forma original, pero Pierre la ha llevado a un nivel completamente nuevo. Todo lo que necesita es un tercer juego de ruedas para rasgar la tierra, y sería perfecto.

Husqvarna SM 630 personalizado de Freeride Motos

Fuente: Bike Exif

Continuar Leyendo

Fuera de Fabrica

Unidos para enchular tu Royal

Publicado

el

Royal Enfield Madero y los amigos de Rodando Sur unen voluntades para satisfacer una necesidad recurrente en los usuarios que compraban motos en dicho local. ¿Cual era esta? Mirá la nota y enterate.

Continuar Leyendo

Exposiciones

Las motos del Avellaneda Open Garage

Publicado

el

En un día Domingo muy agradable, los muchachos de Rodando Sur abrieron las puertas del este evento, promisorio puntapié inicial de futuras muestras custom que vendrán. Mucha gente se dio cita en la vieja estación de Avellaneda para afirmar, como dicen ellos que “el sur también es Custom”.

Una pequeña muestra de lo que pasó ayer.

Continuar Leyendo

Copyright © 2020 promotonews.com - Todos los derechos reservados. Desarrollo E4